Por qué domiciliar su sociedad limitada inmobiliaria

1
min leer
A- A+
leído

Como inversionista precavido, ha decidido crear una sociedad limitada inmobiliaria para administrar sus propiedades.

Este tipo de empresa es, de hecho, el vehículo más apropiado para impulsar su política de inversión en ladrillos.

DESPUÉS DE SU PRIMERA ADQUISICIÓN

Al adquirir su primer inmueble, es natural domiciliarse en la dirección de dicha propiedad. Sin embargo, la desventaja es que, si se trata de su primera compra de un bien inmueble, puede que el vendedor no esté dispuesto a permitirle hacer uso de su dirección hasta que la venta haya concluido definitivamente. En ese caso, es imposible establecer la sede de su sociedad en su futura dirección.

También puede domiciliar su sociedad limitada inmobiliaria en su dirección actual, siempre que sea el director de la compañía. De hecho, solo el director puede domiciliar su negocio en su dirección personal. Esta no es una opción para los asociados.

Tenga en cuenta que deberá añadir el nombre de su empresa al buzón para recibir su correo. Si bien esta es una opción completamente válida en términos legales, implica, sin embargo, que sus vecinos inevitablemente sabrán de la existencia de su empresa.

Sin embargo, esto se vuelve problemático si su residencia principal es la que ha decidido vender para comprar su nueva propiedad. Esta situación es relativamente común en Francia. De hecho, el sistema tributario francés favorece las compras / ventas de la residencia principal en lugar de las operaciones relacionadas con segundas residencias. Por ello, es importante saber que una inversión de arriendo se considera como tal.

PARA SUS INVERSIONES DE ARRIENDO

Una vez que se haya creado su primera sociedad limitada inmobiliaria, puede acumular tantos bienes inmuebles como desee, independientemente de sus direcciones respectivas. Es en este momento en el que un servicio de domiciliación profesional se convierte en una verdadera herramienta de gestión. No vale la pena crear otra empresa, a menos que desee tener asociados diferentes u otra proporción de capital que los de la primera. Una dirección de domiciliación, fija y duradera, le permite administrar todas sus propiedades desde una dirección administrativa central.

CONCLUSIÓN

La domiciliación de una sociedad limitada inmobiliaria es particularmente relevante si ha decidido invertir en diferentes propiedades y desea una administración flexible de su cartera de propiedades. Además, especialmente si su empresa está sujeta al impuesto de sociedades, le será posible agregar los gastos de la domiciliación a su resultado fiscal.