¿Es obligatorio tener una cuenta bancaria profesional?

2
min leer
A- A+
leído

Esta pregunta puede parecer incoherente, ya que se requiere tener una cuenta corriente para administrar los flujos financieros de cualquier actividad, por no hablar de las actividades profesionales.

Sin embargo, podemos reformularlo de esta manera: ¿podemos usar una cuenta bancaria personal para una actividad profesional?

Examinando la cuestión detenidamente, es posible evitar una cuenta profesional. Para ello, debe prestar atención a los siguientes detalles.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UNA CUENTA PROFESIONAL Y UNA CUENTA PERSONAL?

No podemos negar el hecho de que abrir una cuenta financiara dedicada a su actividad profesional es una buena práctica de gestión, ya que permite separar sus pertenencias personales de las de su empresa.

Dicho esto, debe tener en cuenta que, si bien una cuenta comercial no difiere de una cuenta personal en su funcionamiento, puede haber diferencias significativas en las tarifas. Puede empezar a darle la bienvenida a los gastos de mantenimiento trimestrales, las comisiones de transferencia, la suscripción al sitio web y a la tarjeta business, y el resto de costes adicionales que aumentarán los fondos de su querido banquero. En un establecimiento tradicional, e incluso sin ningún tipo de flujo, puede verse pagando una treintena de euros de costes adicionales cada mes.

UNA OPORTUNIDAD ABIERTA A EMPRESARIOS INDIVIDUALES

Los fundadores de empresas individuales, microempresas o sociedades unipersonales de responsabilidad limitada (EIRL en Francia) no están obligadas a abrir una cuenta bancaria profesional. En otras palabras, tienen la oportunidad de disponer de tan solo una cuenta bancaria personal. Lo único que tiene que hacer es solicitárselo explícitamente a su banquero.

¿Y PARA LAS EMPRESAS?

El depósito de la totalidad o parte del capital de una sociedad es un acto fundacional que concierne a todas las partes involucradas, ya sean asociadas o accionistas. El certificado que recoge los fondos depositados es, de hecho, una pieza que se debe incluir obligatoriamente en el dosier de creación de la empresa al registrarlo en el Tribunal de Comercio. Sin este certificado, no puede obtener un número 'K-Bis'.

En cualquier caso, es posible depositar su capital en presencia de un notario o del banco nacional para depósitos oficiales (conocido en Francia como "Caisse des Depots et Consignations" o CDC), como puede leer en nuestro artículo "¿Dónde depositar su capital?"

Sin embargo, solo puede retirar los fondos del notario o del CDC proporcionando el IBAN de la cuenta bancaria creada a nombre de su empresa. El banco le orientará en los pasos a seguir para la creación de una cuenta profesional en este caso.

¿Y LAS SOCIEDADES LIMITADAS INMOBILIARIAS? ¡NEGOCIE!

¿Ha creado una sociedad limitada inmobiliaria (comúnmente conocida como "SCI" ​​en Francia) para administrar sus propiedades? Si no puede evitar el procedimiento de depósito de capital mencionado anteriormente, aún puede negociar con su banquero la apertura de una cuenta con comisiones de cuenta personal. Si es su caso, es posible argumentar que su "SCI" ​​es patrimonial, está exenta del impuesto de sociedades y goza de transparencia fiscal. Algunos bancos lo aceptarán.

CONCLUSIÓN

Dicho esto, por sorprendente que parezca, debe saber que la ley francesa no impone ninguna cuenta bancaria obligatoria a las empresas, ni prohíbe el cierre de la cuenta bancaria de la compañía. La ley es más bien un incentivo al otorgar el derecho a una cuenta bancaria.