La empresa unipersonal (EURL)

2
min leer
A- A+
leído

Una EURL es una sociedad de responsabilidad limitada (conocida en Francia como SARL) con un único asociado.

También se puede llamar 'SARL unipersonnelle' y, junto a la SASU, es uno de los dos tipos de empresa unipersonal en Francia.

Las empresas de un solo socio están sujetas a una gestión y formalidades más rigurosas y costosas que las de las empresas individuales. En lo referente a las formalidades obligatorias, hay ciertos costes que son inevitables (anuncio legal, registro, etc.)

La EURL tiene la ventaja de limitar la responsabilidad del asociado a la cantidad de capital que ha invertido en la constitución de la empresa. A diferencia de una empresa individual, que obliga al asociado a ser responsable de las deudas de la empresa de forma ilimitada e incluso responder con su propio patrimonio, la EURL protege los bienes del asociado único. Por lo tanto, en este caso, se requerirá únicamente que el asociado responda por las deudas de la sociedad hasta alcanzar la cantidad de capital que ha invertido en ella.

Características de una EURL

Las características particulares de una EURL se describen en los estatutos de la empresa, que se redactan en el momento de su creación.

Como se mencionó anteriormente, la EURL se compone de un asociado único. Este asociado suele ser una persona física, aunque también puede tratarse de una persona moral (excluyendo el caso de otra EURL).

La EURL tiene un capital social de al menos 1 euro y no hay un monto máximo. Puede depositar la totalidad del capital en el momento de la creación de la empresa, o al menos el 20 % del capital al crearla y el resto dentro de un período de cinco años. Sin embargo, debe tener cuidado, si la cantidad del capital inicial no es consistente con los requisitos económicos de la actividad, el patrimonio personal del asociado podría verse comprometido.

Una EURL está dirigida por una persona física, más específicamente un gerente. Este gerente suele ser el asociado único de la EURL. Sin embargo, también puede ser un tercero siempre que se trate de una persona física.

La EURL puede estar sujeta a dos tipos de tributación, de acuerdo con la naturaleza del asociado:

  • Si el asociado único es una persona física, la EURL tendrá que pagar el impuesto sobre la renta (IR en francés). En este caso, el asociado tiene las mismas obligaciones fiscales que un empresario individual. Sin embargo, en ciertos casos y a petición del asociado, el negocio puede estar sujeto al impuesto de sociedades (IS).
  • Si el asociado único es una persona moral, la EURL tendrá que pagar el impuesto de sociedades. En este caso, la remuneración recibida por el gerente-asociado está sujeta al impuesto sobre la renta de acuerdo con el régimen de los directores de la compañía.

Según los aportes realizados y el régimen impositivo personal del asociado único, así como el régimen fiscal de la EURL (impuesto sobre la renta o impuesto de sociedades), el monto de las exenciones tributarias en el momento del registro de los estatutos variará.

La creación de una EURL se debe publicitar en un jornal autorizado a publicar anuncios legales (conocidos en Francia como JAL).

También debe registrar su empresa en el Registro de Comercio y Sociedades (conocido en Francia como RCS). El proceso se lleva a cabo a través del centro de formalidades de empresa (llamado CFE), que a su vez es responsable de transmitir la información necesaria a los diversos organismos involucrados, como el registro del Tribunal de Comercio, el servicio de impuestos, etc. Una vez que el registro se ha completado, la empresa obtiene un extracto “K-bis”, que demuestra que está incluida en el registro y, por tanto, llevando a cabo su actividad de forma legal.

Conclusión

La EURL está pensada para un creador de empresas cuyo potencial de desarrollo es probable que se mantenga bastante modesto. Por lo tanto, sus formalidades de creación, su dirección y su administración normalmente serán simples. Si la EURL crece y el capital de la empresa aumenta, el asociado único puede decidir convertirse en una SARL con otros asociados que participan en ella.